Conformando nuevas estructuras de comunicación para el diseño: de lo simbólico a lo tecnológico

febrero 20, 2011

by — Posted in Comunicación, Diseño

La comunicación se ha considerado como una disciplina de expertos, donde las teorías y formas de ver el mundo poco desarrollan la conectividad que se vive en la sociedad actual, la magnitud e influencia que tiene relacionarnos y que crece con el uso de tecnologías y medios de información; las ciencias aplicadas al razonamiento humano y la sociología están siendo parte del proceso de mutabilidad de las interacciones sociales, la comunicación no solo influye en el diseño para poder identificar factores de orientación conceptual, sino también en la forma de cómo nosotros ejercemos el diseño, de cómo se concibe la cultura tecnológica desde la imaginación; no basta sólo con conocer teorías humanistas acerca de las interrelaciones o poseer un imaginario enorme de corrientes estéticas que auguren una comunicación adecuada, la base de todo esto radica en comprender el pensamiento humano y acercarse a lo que va a venir; a las posibilidades inimaginables que tendremos en unos años más por parte de la comunicación; basta ver los estudios de Inteligencia Artificial; no sólo como aparatos capaces de auto controlarse y que tienen patrones de comprensión, sino en lo que ello significa para el ser humano; en los estudios que hay tras ello, que son puramente investigación de nuestra biología, de la física y su abstracción simbólica.

Comunicar y diseñar va más allá de dar soluciones gráficas a un problema determinado, el diseño está en nuestra cultura y si no conocemos como funcionan nuestras propias herramientas, cuando la tecnología llegue a sus puntos más altos nos será imposible comprender la forma sistémica de la comunicación, de aquello que no vemos ni podemos medir con focus groups, sino de la base de nuestras sociedades, la comunicación metalingüística y el signo como referente de interpretación, la persona como medio y fuente de información.

Necesitamos comprender los procesos que nos llevan a conocer y designar las cosas, encontrar la manera de desarrollar la lógica y variables que influyen en el proceso mental para comunicarnos, como también comprender el mundo que nos rodea, responder frente a situaciones sociales, lograr descubrir nuevos mundos y realidades, o simplemente lograr la efectividad en el mensaje.

El ser humano tiene la capacidad mental y emocional de relacionar circunstancias, componer esquemas de conocimiento por medio del cual puede comprender y dar a conocer sus resultados, sin duda, esto sería aún mas complejo – sino imposible – sin el lenguaje, que es la herramienta base del pensamiento, sin el nuestra idea de mundo no se conformaría ni podríamos comunicar ni comprender a los demás, estructurar nuestros conocimientos o atribuirle significados históricos; dar sentido a una palabra, que en contexto pueda ser comprendida y aprehendida en un lenguaje común, (español, inglés, francés etc.) es lo importante para que cada miembro de esa cultura perciba lo que se quiere decir y lo que se le está presentando.

La forma de comunicar cambia a medida que la sociedad responde y manipula la información, se jerarquiza y ordena diferente, muta de acuerdo al significado que se le atribuye en las diferentes culturas, siendo la globalización una simbiosis en la estructura mental que es básicamente observar, comparar, conceptualizar, memorizar e imaginar, donde el lenguaje y los códigos (de toda índole) nos llevan a formular una imagen de mundo.

Mientras la tecnología avanza, nuestros modelos de comportamiento social van adquiriendo nuevos matices, el lenguaje pasa de lo formal a lo digital, intentando plasmar un registro dentro de una cadena de mensajes virtuales que potencian o destrozan los metalenguajes del orden social, afecta directamente a los procesos del mundo, genera impacto, se mueven masas, se conocen nuevas culturas, se comienza a gestar la comunicación desde el individuo hacia el mundo y eso es, sin duda, la mayor revolución de estos años, y como diseñadores debemos comprenderlo para habitar y congeniar el lenguaje simbólico con el código digital, no solo desde lo material, también en el efecto comunicacional para la conformación de mundo y responder a lo que vendrá, a lo que estamos haciendo día a día: comunicar-nos.

pensamientos de 4 \"Conformando nuevas estructuras de comunicación para el diseño: de lo simbólico a lo tecnológico\"

  1. Interesante reflexión, pero no siempre aprehendida, al menos no tan fehacientementre como esperamos- y quisiéramos.El diseñador no es un artista, tampoco un investigador o promotor, aunque se nutre de todo aquello y más para construir un mensaje. Nunca debemos olvidar que los diseñadores somos comunicadores por esencia, y los códigos que usamos provienen desde el entorno en el que nos desarrollamos, funcionando como una extensión de éste. Ahora, respecto a la tecnología, estamos viviendo un nuevo paradigma, aún inexplorado en muchas y nuevas facetas…La pregunta es: realmente “comunicamos” a través de redes sociales, software, multimedios? o sólo se trata de grandes fluídos de información? A veces, las fronteras se desdibujan…tal vez estamos en una fase intermedia, mezclada con el caos generalizado y lo que nos dejó el postmodernismo…

    Buen Blog! Sigue adelante! Un abrazo!

  2. Muy buena reflexión. Estoy muy de acuerdo con esta frase: “Comunicar y diseñar va más allá de dar soluciones gráficas a un problema determinado” En las esferas del diseño y la comunicación, se pone en juego cómo los discursos generan o no subjetividades, transforman o no subjetividades. Discursos y otras prácticas que no son discursivas. La significación no está en las cosas, sino que son atribuciones que hacen los colectivos sociales respecto de las cosas. De lo contrario las cosas se representarían a si mismas tal cual son.
    Saludos, muy interesante blog

  3. Efectivamente creo que una de las misiones mas difíciles para los diseñadores es la de mantenerse siempre en contexto, manejar una cantidad enorme de conocimientos acerca de diversos temas y posterior a eso, a la hora de diseñar, ser capaces de abstraernos de una opinión personal que quede plasmada en nuestros diseños, donde lo ideal es ser capaz de mutar constantemente desde nosotros hacia el público objetivo de cada mensaje que se nos encarga diseñar o codificar… si no entiendo el contexto y en conjunto al ser humano que decodificará el mensaje la comunicación no existe.

    Gracias por el artículo ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *