A raíz de los #microcuentos el señor @Ollas_philip propone un relato público donde todos aporten al tema: “Otoño” y se llame #macrocuentos, me parece una bella idea ¿alguien se anima a escribir un gran cuento tuitero? Empezaré…

Otoño

@caropaz_ Sobre las hojas caídas, el pequeño de la mano de su madre corría alegre con el viento golpeando su rostro #macrocuentos

@Piugarte agradecía a la vida sin saber el por qué. Miraba risueño al cielo y dibujaba en las nubes los anhelos del mañana #macrocuentos

@Migalcaher Intenta al trote alcanzar su paso, pero sus piernas eran muy cortas para lograrlo…mira a su mamá buscando sonrisa #macrocuentos

@caropaz_ Sus ojitos brillantes reían con la lluvia en su nariz y los árboles deshojándose al ritmo del viento, saltaba de alegría #macrocuentos

@GustavSnow La madre lo miraba, mientras coleccionaba sus pequeñas sonrisas, sus miradas dulces. Guardando cada palabra, cada momento #macrocuentos

@Piugarte buscaba a otros niños, pero no alcanzaba a ver, su alegría y luz lo cubrían de lo feo que otros podían entender #macrocuentos

@caropaz_ De pronto, a lo lejos una luz gigante en el cielo. Se detuvo nervioso, esperando que su mamá le dijera qué sucedía… #macrocuentos

@Migalcaher Cuando encontraron refugio, la lluvia se desataba furiosa y la oscuridad caía. El niño no entendía la preocupación de la madre #macrocuentos

@Ollas_philip Inquieto se le atragantaba cada palabra con la que su madre trataba de tranquilizarlo… #macrocuentos

@ricardomoralesw Y era simplemente un suspiro que parecía venir desde la profundidad del follaje #macrocuentos

@NLaportA ¿Y yo, que hago aquí? #macrocuentos

@caropaz_ Ya estaba confundido, sentía que su corazón latía a mil por hora, era una sensación nueva, intensa #macrocuentos

@malaimagen El silencio no era bueno para calmar la tensión. Pareciera que hasta los árboles detuvieron la caída de sus hojas. #macrocuentos

@Migalcaher -¡Creí haber hecho todo lo que me dijiste! Gritaba la madre al viento, mientras tomaba al niño en sus brazos #macrocuentos

@Ollas_philip Las atronadoras explosiones hídricas vaciaban su pecho, el cual debía hinchar sin descanso una y otra vez #macrocuentos

@caropaz_ El cielo enmudeció, la lluvia comenzó a decaer. Ambos, abrazados en el refugio se miraron con los mismos ojos que aquél día #macrocuentos

@Piugarte se tomaron de la manos y se perdieron en la mirada cómplice e infinita, q solo pueden entender 2 amores de desdicha #macrocuentos

@caropaz_ El tormentoso paseo otoñal había servido para remover ese misterio que los unía, que hace cinco años los había marcado #macrocuentos

@Migalcaher Cuando se subieron a la micro, nadie noto que ambas sonrisas brillaban en esos rostros húmedos #macrocuentos

@Piugarte la llegada inconclusa de un niño hacía eco en un vientre vacío y un corazón inconstante, los aspavientos terminaban #macrocuentos

@Ollas_philip #macrocuentos Aquel otoño era la oportunidad perfecta para reconciliarse y volver a vivir y no iban a dejar que se les escapara

@caropaz_ Ahora el cielo y las hojas parecían más serenas, como sus corazones luego de la tormenta. Un pequeño rayo de luz se divisaba #macrocuentos

@Ingiapaz la lluvia que en algún momento le había parecido la vida desbordándose sobre ella, hoy le hacía ver su rostro en el de su hijo. #macrocuentos

Un pensamiento en \"Macrocuentos\"

  1. Y llegó la mañana en que sus cortinas apenas dejaban pasar una luz distinta. Afuera, el gris. Antes de salir se pone su bufanda roja. Le gusta como se ven los rojos en los días nublados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *